¿Tienes un propósito en la vida? Una historia que te hará pensar 🤔

Hoy te traigo algo diferente. No suelo usar el blog para escribir relatos, ya lo sabes. Pero a veces, siento la necesidad de contar historias más allá del formato libro. Dicen que la escritura creativa en un blog tiene poco impacto y seguimiento así que he decidido, cómo no, pasar de lo que digan y testearlo por mí mismo con un relato corto sobre el propósito en la vida. Y a ver qué sale.

Lucía tenía una vida que para muchos era de cuento. Trabajaba en un despacho de abogados de renombre, estaba a punto de casarse y un entorno que le hacía sentirse segura. La noche antes de su boda, pensó que le quedaba tan solo un paso para cumplir todos sus propósitos en la vida. Desde pequeña, soñaba con casarse y ser madre así que, pronto, aquello que había deseado se haría realidad. Además, Pablo no podía ser mejor compañero de viaje, se conocieron en el colegio y desde que compartieron un bocadillo en el recreo nunca más volvieron a separarse. Habían crecido juntos, por ello, cuando anunciaron su boda ambas familias apoyaron su decisión.

Esa noche, Lucía no podía conciliar el sueño, algo en ella le hacía sentir inquieta. No dejaba de preguntarse a sí misma.

¿Es casarme y tener hijos mi propósito en la vida?

Con la mirada fija en el techo, analizó por un momento cómo había sido su vida. Su infancia fue feliz, envuelta en la fantasía de Disney y con su madre pendiente a todas horas. En su adolescencia, se divertía con sus amigas pensando en el viaje de fin de curso a Salou. Al final no fue, Pablo había preparado un viaje romántico con otras dos parejas de amigos. En los estudios nunca destacó, iba cogiendo las asignaturas que se le daban mejor y dejando las que no le interesaban, no se había planteado su futuro. Cuando tuvo que elegir qué estudiar, se percató de que tenía cerradas más puertas de las que pensaba por lo que, valorando que su padre era abogado, optó por derecho.

La carrera fue algo mejor que el colegio en lo que a notas se refiere, sin embargo, no sentía pasión por el derecho, de hecho, ni siquiera sabía muy bien que hacía allí. Cuando terminó la universidad pensó en marcharse un año a Inglaterra, trabajar de Au pair y encontrarse. No pudo ser, el despacho en el que hizo las prácticas le ofreció un contrato y, ante la insistencia de Pablo, de sus amigos y de su familia, decidió quedarse.

De pronto, se dio cuenta de que, a pesar de tener una vida idílica para muchos, no había tomado ni una sola decisión por sí misma. Inquieta, se puso a pensar.

¿Cómo encuentro ahora mi propósito en la vida?

Se levantó de la cama y cogió el ordenador, investigó en internet sobre cambios de vida y casos de éxito, pero le parecían poco reales. Entonces dio con un autor, Victor Frankl, había sido prisionero de un campo de concentración y aun así escribió: “Quien tiene un porqué para vivir puede soportar casi cualquier cómo”. Se quedó pensando frente al ordenador, ojiplática. Desde que terminó la carrera no se había vuelto a plantear encontrarse. Solo sobrevivía, se dejaba llevar e incorporaba las decisiones como le iban llegando.

Esa noche llamó a Pablo y canceló la boda, sorprendido intentó tranquilizarla argumentando que era normal tener miedo el día antes, que descansara. Ella insistió en que no se casaría. Lucía colgó el teléfono y se acostó.

A la mañana siguiente, Pablo se vistió con la ayuda de sus padres, nervioso por la llamada de aquella noche, se montó en el coche y condujo hasta una pequeña finca a las afueras del Puerto de Santa María donde iban a celebrar su boda.

¿Por dónde empiezo mi propósito en la vida?

Lucía a esas horas también estaba en el coche, pero a más de 1000 kilómetros de donde iba a ser su boda, atenta a la carretera. Entonces, vio un letrero, “Bienvenidos a Salou”. Paró el coche en el arcén y se sacó una foto junto al cartel. Después, la publicó en todas sus redes sociales acompañada de una frase del autor que había leído la noche anterior y que le había cambiado la vida.

“Vive como si estuvieras viviendo una segunda vez, y como si hubieras actuado mal la primera vez”

 

Y tú, ¿eres de los que hacen girar la rueda o de los que dejan que siga girando?

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

2 comentarios en “¿Tienes un propósito en la vida? Una historia que te hará pensar 🤔”

  1. Una gran relato que hace reflexionar en estos tiempos en los que parece que la vida nos ha obligado a parar.
    Te animo a volver a hacerlo en otras ocasiones y la parte del audio, me resulta original y vibrante a la vez.

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies