Qué son los objetivos SMART y cómo pueden ayudarte en ser más productivo.

Hoy quiero hablaros sobre los objetivos SMART, ya hable de algún punto en concreto en cómo alcanzar objetivos y hoy quiero ir desgranando esta fórmula que me resulta verdaderamente útil.

Lo cierto es que todos necesitamos a veces concretar dónde queremos llegar o qué objetivo queremos cumplir, pero a veces tenemos clara una meta sin definir.

Para ello, en 1981, George T. Doran, consultor y ex Director de Planificación Corporativa de Washington Water Power Company, publicó un documento titulado «Hay una manera INTELIGENTE de escribir las metas y objetivos de la administración». Una herramienta para crear criterios y ayudar a mejorar las posibilidades de lograr un objetivo. He de reconocer que este artículo tiene su morbo porque hay quien cree que se basa en otros artículos de los años 70, pero, la fama se la ha llevado él. Hasta aquí el salseo de hoy, vamos a lo importante.

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART son un acrónimo de varias palabras que nos dan la palabra SMART, inteligente en inglés.

S: specific (Específicos)

M: Measurable (Medible)

A: Achievable (Alcanzable)

R: Relevant (Relevante)

T: Time Bound (Definido en el tiempo)

objetivos smart

Específico:

El objetivo tiene que ser específico. Es decir, qué quieres, cómo lo quieres y de qué modo. Cuanto más concreto sea nuestro objetivo más fácil será de alcanzarlo porque tendremos más claro hacia dónde nos dirigimos.

Por ejemplo, yo estoy enredando últimamente con Twitter más que con otras redes sociales. Qué quiero lo tengo claro aumentar seguidores y tratar de que lleguen a esta web. Para ello, voy a seguir a gente que puede ser mi público objetivo.

Medible:

Nuestro objetivo debe ser medible, es decir, saber en qué momento nos encontramos y qué nos queda para alcanzar la meta. Definir las manifestaciones físicas de nuestra meta u objetivo lo hace más claro y fácil de alcanzar.

Los métodos de medición pueden ser tanto cuantitativos (resultados de productividad, dinero ahorrado o ganado, etc.) y cualitativo (testimonios de clientes, encuestas, etc.).

Por ejemplo, siguiendo con el objetivo anterior, quiero alcanzar 1000 seguidores en Twitter.

Alcanzable:

El objetivo tiene que ser real, tenemos que ser conscientes de nuestras limitaciones y valorar las posibilidades de fracaso. De esta manera, tenemos que tratar de buscar objetivos que, con esfuerzo podamos llegar a alcanzar. Es algo muy importante porque si escoges objetivos inalcanzables lo único que vas a conseguir cuando termine el plazo es frustración.

El objetivo es inspirar y motivarnos, no generar desánimo. Por eso, piensa:

¿Tienes las herramientas para conseguirlo?, ¿Qué necesitarías para alcanzarlo?

Siguiendo con el ejemplo, sí, subir hasta los 1000 seguidores es un objetivo alcanzable. Solo en España hay entorno a 5 millones de usuarios en esta red social, eso, sin contar con otros países de habla hispana, no parece un objetivo inalcanzable.

Relevante

El objetivo tiene que ser importante para ti y estar un poco en la mismo línea que otros objetivos. ¿Por qué es importante para ti?, ¿Eres la persona adecuada para alcanzarlo?

Si el objetivo no es relevante para ti, lograrlo o no, será indiferente. Asegúrate de que el esfuerzo va a merecer la pena y que su cumplimiento te va a traer beneficios a tu vida.

Por ejemplo, ganar más seguidores es ganar más visibilidad y en consecuencia, más probabilidades de convertirlos en clientes.

Definido en el tiempo

Debe ser temporalmente definible. Cualquiera puede establecer objetivos, pero si carece de un tiempo concreto para su realización, es probable que no tenga éxito.

Proporcionar una fecha al objetivo es clave, en el caso de que la fecha se dilate en el tiempo es recomendable que se establezcan diversas fases dentro de ese periodo para confirmar que se van alcanzando. Cuanto más vayamos limitando el tiempo mayor será la sensación de urgencia y más productivos seremos.

Por ejemplo, quiero alcanzar los seguidores en un plazo de 4 meses.

En definitiva un objetivo sería algo así como: Quiero tener más seguidores.

Un objetivo inteligente: Quiero ganar más visibilidad y convertir en clientes, para ello, voy a conseguir 1000 seguidores en 4 meses.

La diferencia es clara, de un objetivo que no es motivante ni nos incita a la acción a otro definido, alcanzable, con una fecha concreta e importante para nosotros.

¿Qué objetivos os habéis marcado para los próximos meses?, ¿Me ayudas a conseguir el mío?

Lo siento, no se han encontrado publicaciones.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies