Consejos filosóficos para mejorar la productividad

Nos invaden las stories y los mensajes donde nos presionan por ser más productivos. Como si fuera una tendencia o una moda que se hubiera inventado en este siglo. Hoy te traigo algunos consejos filosóficos para mejorar la productividad. Ya hablamos en otra ocasión sobre algunos consejos filosóficos que incorporar en nuestro día a día.

Según la RAE la productividad es la relación entre lo que se produce y los medios que se emplean, es decir, cuánto puedes producir en menos tiempo.

Consejos filosóficos para mejorar la productividad: EMPIEZA

Como hemos dicho la productividad se caracteriza por lo que se produce, así que tiene sentido que el primer consejo que os traiga sea empezar.

Platón ya decía que “el comienzo es la parte más importante de la obra” y es que muchas veces damos cien vueltas a nuestra cabeza de cómo queremos hacer o deshacer las cosas cuando en realidad basta con empezar. No me malinterpretes no se trata de hacerlo mal sino de empezar no vale quedarse mirando una bandeja de entrada llena de correos o ver todo lo que nos queda y parar para pensar la forma más sencilla de terminar.

Por si Platón no te convence Lao Tse plantea que “Un viaje de mil millas empieza con un solo paso”

Ninguna maratón termina en la meta, primero hay que empezar a correr y así con casi todo en el trabajo. Empieza.

Elige bien por dónde empezar

Tiramos de uno de los reyes del estoicismo, concretamente de Marco Aurelio para entender que “la atención que le prestes a tus acciones debe de ser proporcional a su valor”.

¿Es tan importante contestar ese email según te llega? No hablo de algo que estés esperando sino de tantos y tantos mensajes que contestamos al instante como si fuera la vida en ello.

Probablemente no y sin embargo, nos ocupa mucho tiempo que no disponemos. Valora tus tareas y selecciona cuáles son importantes y cuáles pueden esperar un poco.

¡Cuidado con la esterilidad de una vida ocupada! Y no lo digo yo, lo dice Sócrates, en este sentido hace referencia a las mil cosas vacías que hacemos a diario o cómo queremos hacer más de lo que podemos.

Crea un sistema

No puedes pretender mejorar tu productividad actuando como has actuado hasta ahora, si quieres que algo cambie en tu manera de hacer las cosas necesitas un método. Cicerón decía que utilizaras el método científico que solo probando varias veces podrás llegar a la verdad, o, lo que es lo mismo, prueba hasta que des con el método. Existen muchas formas para mejorar la productividad como listados, trabajar por bloques o simplemente descansar. Lo importante es que vayas probando cuál es el más adecuado para ti.

Concéntrate y ama lo que haces

La multitarea está muy bien, pero para ser productivo necesitas centrarte, Marco Aurelio decía “Haz cada cosa en la vida como si fuera lo último que hagas” y es que a veces en el trabajo nos distraemos con facilidad o no nos centramos en lo que es importante. Cuando encima te pagan un sueldo a final de mes y estás indefinido cada día es un día más. Pero ¿qué pasaría si de tu trabajo de hoy dependiera tu empleo de mañana?

El amar lo que se hace tiene mucho que ver con la gratitud, con tratar de ser agradecidos con lo que hacemos al fin y al cabo, hay que hacerlo.

2 comentarios en «Consejos filosóficos para mejorar la productividad»

  1. En efecto, la gratitud es un punto de partida para muchas cosas y muchos aspectos de nuestra vida, tanto en el trabajo como en la vida en general.
    Como bien dices, el amar lo que se hace tiene mucho que ver con la gratitud, pero creo que también con la forma en que se hace porque para mí la gratitud es un valor que condiciona nuestra actitud con todo y con tod@s los que nos rodean y especialmente con nosotros mismos.
    Personalmente agradezco todo lo que soy, lo que tengo y lo que recibo y eso hace que ponga todo mi esfuerzo y mi corazón en lo que hago. Gracias por otro estupendo artículo.

    Responder
    • Gracias a ti, siempre, por molestarte en comentarlos. Valoro el tiempo que le dedicas a hacerlo y, sin duda, es un subidón tener lectores tan entregados. Efectivamente, si agradeces lo que tienes todo sale mucho mejor, porque harás las cosas con otras ganas.

      Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad